UN PRECIOSO RECORDATORIO DE QUE LA VIDA ES UN JUEGO

Esta obra de Francis Alÿs nos invita a revivir el espíritu lúdico del universo. El juego como Quintaesencia del ser que habita el mundo.

En primer plano, este coqueto videodocumento es el registro de uno de los juegos populares de niños con mayor tradición en México, “el juego de las sillas”. En segundo plano, es la más reciente pieza de uno de los artistas contemporáneos más destacados.  Sin embargo, si miramos un poco más allá, o si cedemos el puesto de interlocutor a nuestra emocionalidad por encima de nuestra razón, entonces nos damos cuenta que en realidad estamos frente a una preciosa invitación: recordar, o mejor dicho revivir, el espíritu lúdico del universo.

Francis Alÿs es uno de los más intrigantes artistas de la actualidad. Belga de nacimiento y mexicano por adopción, Alÿs penetra como pocos el corazón de lo cotidiano, y encuentra ahí las más vigorosas lecciones –las cuales posteriormente comparte a partir de un notable talento para comunicar situaciones–.

Pero en todo caso, más allá de la teoría y de la reflexión que podamos construir  ante una “obra de arte”, esta breve pieza de cinco minutos, titulada Sillas (Musical Chairs), nos transporta genuinamente a ese instante grabado en la memoria de todos nosotros, cuando entendíamos que la vida es el más hermoso de los juegos, y que simplemente hay que jugarlo.

SUSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

Nombre

Email